Suelo por calefacción radiante

Con la llegada del invierno, siempre tratamos de buscar el máximo confort en nuestras viviendas, tener un hogar cálido es siempre un plus en los meses más fríos de año.

Por eso hoy os vamos a contar todo lo que tenéis que saber sobre los suelos radiantes, que se han convertido en uno de los sistemas de calefacción más innovadores y eficientes.

Suelo por calefacción radiante ¿qué es?

El suelo apto para calefacción radiante es un tipo de calefacción, en la cual, la canalización se integra normalmente bajo el suelo de la vivienda.

El suelo radiante, nos distribuirá el calor homogéneamente, nos permite mantener una temperatura agradable sin perder el calor en la parte más alta de la habitación.

Este tipo de suelos funcionan a través de un circuito de tuberías o cables que se instalan debajo del suelo y van completamente ocultos. Este sistema va entre la solera y la superficie del suelo.

Los suelos radiantes requieren menos energía que el clásico sistema de calefacción central y producen el mismo nivel de confort, lo que lo convierte en una alternativa más ecológica para calentar la vivienda.

¿Cómo funciona el sistema de suelo radiante?

En primer lugar, tenemos que saber que tenemos varios tipos de calefacción por suelo radiante, los principales son la calefacción por suelo radiante eléctrico y la calefacción por suelo radiante mediante agua.

La calefacción radiante por suelo eléctrico se compone de cables de calefacción eléctricos, normalmente incorporados en una malla que va instalada por debajo del acabado del suelo para conducir la electricidad y la convierten en una salida de calor radiante. En este tipo de calefacción la temperatura y el calor se controla mediante un termostato asociado a la malla que va por debajo del suelo.

En los sistemas de calefacción radiante por agua, llamados también sistemas hidrónicos, se utilizan tuberías de polietileno situadas bajo el suelo y por las que circula el agua caliente de la calefacción para distribuir el agua por todo el sistema y así calentar la estancia. Esta suele ser la más común, ya que el consumo de energía es muy reducido.

¿Suelo radiante eléctrico o suelo radiante por agua?

Las diferencias entre ambos sistemas son muchas, y su instalación depende de las necesidades de cada vivienda. Desde Jumisa Revestimientos te recomendamos que si es para segunda vivienda o una vivienda de la que se haga poco uso de la calefacción os decantéis por el suelo radiante eléctrico, si por el contrario se trata de una vivienda habitual o de la que se va a hacer un uso elevado de la calefacción, instaléis suelo radiante por agua.

Suelos laminados y calefacción radiante ¿es posible?

Pues sí, sí es posible, pero no sirve cualquier suelo laminado. En Jumisa Revestimientos puedes encontrar una gran variedad de suelos laminados aptos para el sistema de calefacción radiante.

Los suelos laminados con una resistencia térmica baja permiten la transmisión del calor. Si el suelo tiene una resistencia térmica alta, tardará mucho más en calentarse y nos será menos eficiente dicho sistema.

Es de suma importancia que la fibra o el subsuelo que elijamos para nuestra instalación sea apto también para este tipo de calefacción radiante, así como que sea de buena calidad, ya que este elemento tiene mucha importancia. En ocasiones por ahorrar un poco de dinero en la instalación elegimos fibras más simples que no están completamente preparadas, como por ejemplo a las temperaturas a las que le vamos a someter. Hay que elegir materiales con una buena transmisión del calor para conseguir así un sistema eficiente.

Dependiendo de cada fabricante nos fijaremos en la ficha técnica para nunca exceder las recomendaciones que nos este nos dé y evitar ondulaciones o fisuras en nuestro suelo.

Suelos de madera

En los suelos de madera también se puede instalar el sistema de calefacción sobre suelo radiante. En un principio todos los suelos de madera son compatibles y aptos con la fibra adecuada. Es recomendable que el suelo pueda transpirar, es decir, no colocar alfombras muy gruesas o materiales que impidan el paso del aire.

En Jumisa Revestimientos recomendamos pegar siempre el suelo de madera a la solera. Para ello se utilizan pegamentos especiales flexibles, que permiten una mejor transmisión del calor y absorber los movimientos de madera con los cambios de temperatura.

Suelos Vinílicos

¿Sabías que uno de los materiales de los suelos vinílicos son unos excelentes conductores térmicos? Pues sí, ya os hemos hablado en varias ocasiones de las ventajas de los suelos vinílicos, y hoy os confirmamos que son más que aptos para la calefacción radiante.

Al igual que con los suelos laminados o los suelos de madera, no hay que exceder la temperatura recomendada para evitar problemas o malformaciones en nuestra superficie.

Ahora que ya sabes qué es la calefacción por suelo radiante y con los tipos de suelos que es compatible, solo falta que la instales y disfrutes de todas las ventajas que te ofrece este sistema.