Limpieza: Suelos Laminados & Madera

La limpieza perfecta: para que nuestros suelos se mantengan vivos, brillantes y como el primer día es necesario darle los cuidados oportunos. Tanto si tienes un suelo de madera como un suelo laminado querrás que tenga el mejor aspecto posible y brillen como si estuvieran recién instalados.

Hoy te enseñamos como hacerlo sin dañarlos y ayudarte así a recuperar sus propiedades.

Limpieza de Suelos Laminados

Para que el suelo laminado permanezca en condiciones óptimas y alargarle la vida debemos tener cierta regularidad en su limpieza. Además de mantenerlo limpio conseguiremos alarga su vida.

Como sabes, el suelo laminado es uno de los pavimentos más utilizados en nuestras viviendas. Se caracterizan por tener infinidad de diseños y estilos lo que hace que se adapten a los gustos de todo el mundo.

Como cualquier suelo, se ensucian con facilidad, sobre todo si son colores claros. Te vamos a dar los mejores TIPS para limpiarlo sin estropearlo y aumentar su vida útil.

Para limpiar nuestro suelo, tan solo necesitaremos una mopa o fregona de microfibra, un cubo y un detergente específico para suelos laminados.

Llenaremos nuestro cubo con agua tibia, y echaremos uno o dos tapones del producto específico para suelos laminados.

Con la mopa o fregona humedecida pasamos por nuestro suelo laminado en toda la estancia. Este tipo de detergentes no daña el material y hace que su apariencia reluzca como nuevo. 

Como ves es muy sencillo limpiar nuestro suelo para tenerlo siempre reluciente, pero muchas veces cometemos algunos errores:

  • Limpiar el suelo con vinagre: el vinagre es uno de los productos estrella en la limpieza diaria, y es una gran solución cuando tenemos manchas más intensas en nuestros suelos, pero corremos el riesgo de que nos dañe nuestra capa protectora, pues contiene ácidos que a la larga podrían estropear nuestros suelos.
  • Barrer con cepillos de cerdas duras: las escobas de cerdas duras pueden ser un problema a la hora de limpiar nuestros suelos, ya que con el paso del tiempo pueden terminar dañando nuestra superficie.
  • Aspiradoras con cepillos giratorios: al igual que con las escobas, la limpieza con aspiradoras de cepillos giratorios (que suelen tener las cerdas muy duras) pueden desgastar nuestra capa protectora.
  • Utilizar productos químicos no recomendados: usar productos para la limpieza del suelo como lejías, ceras, jabones no adecuados puede estropear nuestros suelos, comiéndose parte del color y desgastándolo. 
Limpieza suelos laminados madera

Limpiar Suelos de Madera

Los suelos de madera, como hemos hablado en otras ocasiones, requieren mayores cuidados que cualquier otro tipo de suelo, al ser un material “vivo” y que necesita cierta nutrición.

Los suelos de madera con el tiempo pierden brillo y luminosidad, lo que hace que parezcan más viejos y apagados de lo que realmente son.

Te contamos dos formas de limpiarlo y darle brillo:

  • Con productos específicos para suelos de madera: existen infinidades de productos concretos para la limpieza de suelos de madera, lo que debemos tener en cuenta es que no contengan siliconas, ceras, ni productos corrosivos. Para limpiar con este tipo de productos solo necesitaremos mezclar la proporción que nos indique con agua tibia en un cubo. A continuación fregaremos nuestra superficie con una fregona humedecida en nuestro cubo y dejaremos secar la superficie evitando pisar para no dejar marcas. 
  • Con una mezcla realizada por nosotros mismos

    Otra opción para la limpieza de nuestros suelos de madera es realizar una mezcla natural y ecológica que hará que nuestro suelo esté en perfectas condiciones y además de forma más económica.

    Para ello necesitaremos un cubo con agua tibia, aceites esenciales, una fregona y vinagre blanco o de manzana.

    Llenaremos con 5 litros de agua nuestro cubo y le añadiremos en torno a 100 ml de vinagre más 3 o 5 gotas de cada aceite esencial, los aceites no son estrictamente necesarios, pero nos dará un toque perfumado a nuestra mezcla.

    El vinagre, como sabes, es un gran desinfectante y además nutre nuestro suelo de madera sin dañarlo.

    Una vez aspirada o barrida la suciedad de nuestro suelo procederemos con la fregona humedecida a limpiar nuestro suelo de madera de la mejor forma posible.

    Dejaremos que seque sin pisarlo para no dejar marcas y veremos como poco a poco va reluciendo.

    Te recomendamos usar esta mezcla de forma esporádica, cuando los suelos estén realmente sucios, ya que el vinagre contiene ácidos que harán que pierda barniz. 

Recuerda que si lo que quieres es acuchillar y barnizar el suelo de madera o parqué en Jumisa Revestimientos nos avalan años de experiencia. Por lo que te recomendamos solicitar presupuesto a través de nuestra web para dichos trabajos.